¿Cómo será un local comercial o negocio en el futuro?

¿Cómo será un local comercial o negocio en el futuro?

Al contrario de lo que se viene pensando, la revolución digital puede suponer una oportunidad para el retail. El local comercial a pie de calle no está sufriendo un daño irreversible. Es más, busca reinventarse para adaptarse a la nueva realidad digital y a los cambios sociales y de conducta que han derivado de ella. ¿Cuáles son los grandes cambios que va a experimentar el comercio a pie de calle?

 

1. La tienda mixta 

Ya no existen prácticamente barreras entre la estrategia offline y online de una marca. Hoy en día, ambos tipos de estrategia se benefician y alimentan de manera mutua. Por poner un ejemplo, es habitual hacer una compra online de ropa, pero recogerla en la tienda física. Esto permite a la marca generar también una experiencia en el cliente.

Es por ello que hay marcas que no solo buscan abrir macrotiendas en las zonas más prime de las ciudades, sino también otras más pequeñas, en zonas más secundarias, que sirvan de punto de recogida y que les permita tener una mayor accesibilidad a las necesidades actuales de los clientes.

2. Personalización de la experiencia de compra.

En primer lugar, las grandes marcas se aprovechan de la información que obtienen a través de apps para conocer los gustos y el perfil de sus clientes, y suelen adaptar sus tiendas físicas en consecuencia, para que gocen de una mejor experiencia de compra.

Por otro lado, cada vez se usan más los BEACONS en las tiendas físicas. Esto permite enviar notificaciones/promociones/ofertas personalizadas vía Bluetooth, una vez el cliente entra a la tienda.

3. Uso de la tecnología

Cualquier avance tecnológico va a contribuir a mejorar al proceso de compra. Y en consecuencia, repercutirá de manera positiva en las ventas. Cuanto más rápido y fácil sea el proceso de compra, mayor va a ser la rotación de clientes de esa tienda.

La evolución en este aspecto es cada vez mayor. Por poner dos ejemplos, podemos encontrarnos desde cajas de pago vía reconocimiento facial, hasta programas de gestión de stock impresionantes.

4. Mejora de la experiencia en las tiendas

Las marcas buscan de múltiples maneras mejorar la experiencia del cliente en sus tiendas. Buscan generar una atmósfera que transmita autenticidad y proximidad. Es ya habitual encontrar restaurantes, gin bars o cafeterías en algunas tiendas ya. Por ejemplo, en Bilbao Corte Inglés y Starbucks se unieron para crear «una experiencia completa» en uno de sus establecimientos en Gran Vía.

Esta interacción, además, permite a las marcas escuchar mejor a sus clientes y detectar cómo van cambiando sus necesidades para lanzar nuevos productos o servicios.

5. Personal formado

Cuanto más formado este el personal de la tienda, mejor interactuarán con los clientes. Uno de los factores que más influye en que el cliente tenga una buena experiencia es la amabilidad del empleado. O que sepa proporcionarle el máximo de información sobre el producto que el cliente requiera.Haya comprado el cliente o no, ésta es una buena estrategia para atraer nuevos clientes o fidelizar a los ya existentes.