Inversión del Sujeto Pasivo. ¿Qué es y cómo funciona?

Inversión del Sujeto Pasivo. ¿Qué es y cómo funciona?

En primer lugar, vamos a aclarar la diferencia entre los conceptos de sujeto pasivo y el de contribuyente. Aunque en muchos impuestos esta figura jurídica es coincidente, existen diferencias sustanciales entre uno y otro que es conveniente aclarar antes de exponer qué es y cómo funciona la inversión del sujeto pasivo.

El contribuyente soporta la carga del impuesto, mientras que el sujeto pasivo es la persona física o jurídica obligada al cumplimiento de las obligaciones tributarias.

¿Qué es la inversión del sujeto pasivo?

La inversión del sujeto pasivo implica que la condición de sujeto pasivo se hace recaer en este caso en el destinatario de la operación, es decir, el que compra el bien o recibe el servicio, en lugar del que lo vende o presta el servicio, que es lo que ocurre de manera más habitual en el IVA. Para realizar la inversión del sujeto pasivo, es necesario que el destinatario de los bienes o servicios sea un empresario o profesional y que actúe como tal.

Casos en los que se produce la inversión del sujeto pasivo

En el caso de los bienes inmuebles (locales comerciales, naves industriales…) estos son varios de los casos en los que se produce la inversión del sujeto pasivo:

  • Entregas de bienes inmuebles efectuadas como consecuencia de un proceso concursal.
  • Entregas de bienes inmuebles exentas a que se refieren los apartados 20.º y 22.º del artículo 20.Uno, de la Ley de IVA en las que el sujeto pasivo hubiera renunciado a la exención.
  • En los casos de rehabilitación de un local de negocios por parte del arrendatario.
  • Entregas de bienes inmuebles efectuadas en ejecución de la garantía constituida sobre los bienes inmuebles, entendiéndose, asimismo, que se ejecuta la garantía cuando se transmite el inmueble a cambio de la extinción total o parcial de la deuda garantizada o de la obligación de extinguir la referida deuda por el adquirente.

¿Cómo funciona la inversión de sujeto pasivo?

En lo que se refiere a la emisión de la factura, el vendedor o prestador de servicios, debe reflejar en la factura que se trata de una operación con inversión del sujeto pasivo. Para ello emitirá la factura sin IVA e incluirá la mención “Operación con inversión del sujeto pasivo conforme al artículo 84.Uno.2º de la Ley 37/1992”.

Por su parte el receptor de la factura, que será el sujeto pasivo del impuesto, deberá registrar la factura recibida con inversión de sujeto pasivo, de manera que su base imponible, se declare en el modelo 303, dentro del IVA devengado, en las casillas 12 y 13 del modelo, y en las casillas que corresponda dentro del IVA deducible.

En Inverpremium contamos con experiencia de más de 25 años en operaciones de inversión inmobiliaria, con lo que ofrecemos un asesoramiento completo a nuestros clientes e inversores cuando desean adquirir un local comercial o nave industrial. La inversión del sujeto pasivo es una de sus dudas más frecuentes.