La hostelería: uno de los mayores distintivos de la marca España (Vía Madrid Press)

La hostelería: uno de los mayores distintivos de la marca España (Vía Madrid Press)

España es, sin lugar a dudas, uno de los países con más vida social. Tras la jornada laboral o en días de descanso, los españoles prefieren salir y reunirse con amigos o familiares para comer o tomar una copa y mantener así un alto nivel de ocio.

De hecho, los establecimientos más numerosos y habituales suelen ser los bares y restaurantes, casi siempre concurridos de gente a cualquier hora del día. Con la llegada del verano y las calurosas temperaturas, estos tienden a llenarse de personas que buscan algo fresco que llevarse a la boca, aunque también son muchos los que prefieren pedir a domicilio, dando lugar a un aumento del 7% en estos negocios en el último año.

Sin embargo, los consumidores son cada vez exigentes con los locales y acaban por decantarse por aquellos que cumplen una serie de normas sociales. La limpieza, por ejemplo, es inequívocamente uno de los puntos claves de cualquier establecimiento. Un bar o restaurante que presente poca higiene tanto en la vajilla como en el local acabará siendo desechado por los clientes. Para evitar este tipo de situaciones, es aconsejable que los hoteleros apuesten por un buen detergente para lavavajillas así como por productos de limpieza para suelos y encimeras que realmente cumplan su cometido.

Por supuesto, no son los únicos factores que inclinan la balanza de los españoles. En la elección final también influyen la amabilidad de los trabajadores, la ubicación del local y, especialmente, el menú y la calidad de los alimentos ofrecidos. Un establecimiento hotelero con unos platos de mejor sabor siempre atraerá a un mayor número de consumidores. Cumplir con todos estos aspectos es verdaderamente útil en estos tiempos pues, según los datos ofrecidos el pasado año por Acierto.com, España es el país con mayor número de bares y restaurantes por habitante. Los datos también indican que, durante la crisis económica, este tipo de establecimientos se siguieron abriendo.

Qué pueden hacer los hoteleros para ahorrar energía y dinero

Cualquier establecimiento de comida supone un enorme gasto económico para su propietario. Para consolidarse como reclamo culinario es preciso invertir en productos de calidad y un buen personal, aunque el consumo energético y la maquinaria de hostelería también pesan en el bolsillo a final de mes. No obstante, en lugar de prescindir de calidad existen muchas posibilidades de ahorro que ofrecen los mismos recursos. Un comienzo sería la elección de unos proveedores que otorguen productos a precios óptimos pero sin perder la excelencia. De igual modo, es importante calcular la cantidad de comida que debe comprarse para no desperdiciar.

Por otra parte, la electricidad, el gas y el agua son factores que tienden a inflar la factura. Sin embargo, es posible reducir el pago final. Lo más recomendable es sustituir todas las luces convencionales por tecnología LED pues, aunque es más cara, tienen un 50% más de vida y a largo plazo permiten ahorrar cerca del 80%. Además, la compra y mantenimiento de la maquinaria de hostelería acaba agotando parte de los beneficios. A estos hay que añadir además la alta energía que consumen. Para ello, es conveniente adquirir cocinas industriales o electrodomésticos de gas que sean lo más eficiente posible y evitar dejarlos en standby cuando no estén siendo utilizados.

Artículo de Madrid Press: https://madridpress.com/art/257333/la-hosteleria-el-negocio-eterno-de-la-marca-espana