Lidl implanta un semáforo en sus tiendas para evitar contagios por Covid-19

Lidl implanta un semáforo en sus tiendas para evitar contagios por Covid-19

La cadena de supermercados ha estrenado un método automatizado para controlar el número de personas que entra en sus tiendas. En concreto, Lidl ha implantado un semáforo que evita aglomeraciones en sus dependencias y poder así manejar el tránsito de sus clientes. Los bares, restaurantes y locales de ocio nocturno estudian instalar este sistema para cumplir con las limitaciones de aforo, según publica La Información.

El semáforo que ya se encuentra en muchas de los supermercados de la marca Lidl y podría suponer un beneficio doble para el sector de la hostelería. Primero, el aparato aumentaría de manera inmediata la prevención sanitaria y por lo tanto otorgaría mayor seguridad tanto a los usuarios como a los empresarios. Pero el semáforo también significaría una gran noticia para los segundos porque podrían evitar las multas que ya han comenzado a solicitarse para todos aquellos que no cumplan la normativa del aforo. Cabe destacar que en Madrid ya existen varios locales de ocio nocturno que han recibido propuestas de sanción por este motivo.

El sistema implantado por Lidl consiste en una pantalla situada a la entrada de la tienda, con un semáforo que avisa al cliente cuando es posible acceder al recinto. En este sentido, la gran novedad es que el software del aparato es capaz de calcular – sin intervención del factor humano- el número de usuarios adecuado para que se mantenga la distancia de seguridad entre usuarios. Para ello, el sistema informático toma como referencia la superficie total del comercio y realiza la estimación en base a los m2.

Implantación en 300 supermercados Lidl en España

De momento, Lidl va a instalar este semáforo en 300 de sus establecimientos repartidos en España. Una cifra muy importante, porque se trata del 50% de los activos con los que la marca cuenta en territorio nacional. Además, este operador de supermercados ha implantado este mismo sistema en otros países como Alemania, Portugal o Francia, aunque es en España donde Lidl ha realizado un mayor esfuerzo, porque entiende que el coronavirus ha golpeado con mayor fuerza que en el resto. De hecho, la compañía ha invertido más de 23 millones de euros en España en medidas para contener la expansión del virus en España – en clientes y empleados-, desde que el Gobierno decretó el estado alarma.

Una inversión que ha servido para que Lidl haya distribuido 150.000 litros de gel desinfectante y haya instalado cerca de 6.500 mamparas de protección para sus cajeros y cajeras. Unos datos que se han acompañado de un refuerzo de los protocolos de higiene.

Artículo Vía Idealista