Venta de activos en Sale & Leaseback – Las operaciones corporativas crecen en Europa

Venta de activos en Sale & Leaseback – Las operaciones corporativas crecen en Europa

La venta de activos en Sale & Leaseback proporcionó a las empresas 23.100 millones de euros durante 2019. Es más que probable que se mantenga esta tendencia tras la crisis sanitaria y económica del COVID-19. Los inversores también ven en los contratos de Sale & Leaseback un tipo de operación que ofrece seguridad en las rentas a largo plazo.

La crisis generada por la pandemia del coronavirus ha dado lugar a una contracción de los mercados de deuda y del resto de fuentes tradicionales de liquidez para las grandes corporaciones. Es por ello que multitud de empresas ven en los activos inmobiliarios que tienen en cartera una oportunidad para obtener capital y liquidez a corto plazo.

La crisis económica que seguirá a la crisis sanitaria del Covid-19 hará quue este tipo de operacionnes de venta de activos en Sale & Leaseback sigan creciendo. Puede que las empresas quieran vender sus sedes centrales u otras instalaciones con el objetivo de relajar sus compromisos financieros colaborando con los inversores a través de ventas con financiación a largo plazo.

Como mencionábamos más arriba, este tipo de operaciones han alcanzado la cifra récord de 23.100 millones de euros. Transaccionados estos en 460 operaciones corporativas en Europa durante 2019. Esta cifra representa un incremento del 32,8% respecto a los 17.400 millones de 2018. La inversión en operaciones corporativas encadena cinco ejercicios superando los 15.000 millones de euros.

Activos en Sale & Leaseback – Por sector

El 76% de las operaciones corporativas se centraron en los sectores de oficinas, retail e industrial y logística. El sector comercial fue el que más creció. Con un incremento interanual del 62,2%, pasando de 3.700 millones de inversión en 2018 a 6.000 millones en 2019.

Por su parte, el sector logístico e industrial aumentó más de un 50% el volumen de transacciones en operaciones corporativas durante 2019. Alcanzó los 5.700 millones de euros.

Los mercados más activos en este tipo de operaciones fueron Reino Unido, Alemania y Francia. Sumaron el 69% del total de las transacciones. España, por su parte, cerró el año con un volumen total de 1.500 millones de euros en 37 operaciones de compraventa.